Todas las malditas decisiones, May Boeken

jueves, 22 de febrero de 2018


Tíulo: Todas las malditas decisiones (#1 Everlasting Wound)
Autora: May Boeken
Género: romántica contemporánea
Editorial: Phoebe
Sinopsis:
Rebeka, veinteañera y bilbaína, odia las despedidas de soltera, pero muy a su pesar se encuentra en Londres celebrando una. Mientras lamenta su suerte en la barra de un bar, conoce a Gary, norirlandés treintañero, quien se presenta a sí mismo como una estrella del rock. Tras una noche de risas, cervezas y chupitos, Rebeka se despierta en casa de Gary. Y menuda sorpresa cuando descubre que no solo es una estrella del rock: es el cantante y fundador de Everlasting Wound, uno de los grupos con más tirón del momento.
De vuelta en Bilbao, Rebeka trata de retomar su rutina en la universidad, con su exnovio, que es bastante capullo, con su amiga Ana, que reparte consejos poco ortodoxos, y con un Gary que no la va a dejar escapar. Y es que hay parejas que cocinan las relaciones a fuego lento, y hay otras que se consumen desde el primer día. Pero los monstruos de la fama, el pasado y el futuro van a hacer que las ochocientas cincuenta millas que separan Londres de Bilbao sean el menor de sus problemas…

Seguro que con la presentación del libro que publiqué hace unos días te quedaste con ganas de saber más, pues bien, ya te digo que esta historia es de las que se quedan contigo siempre. Gary es un gran personajes, tiene mucha labia, mucha historia detrás, protagoniza situaciones que son para enmarcar y solo quieres saber qué pasará en la segunda parte para comenzar el libro desde el principio y volver a disfrutar de todo.

El estilo de esta nueva autora es fresco, cuidado y adictivo y con los ingredientes que tanto enganchan: una chica normal con sus miedos e inseguridades pero fuerte y dispuesta a no vovler a sufrir tras los baches que ha ido superando, un rockero con pasado pero con las ideas claras y Londres como telón de fondo; con todo ello ha creado una historia con toques diferentes que ya te digo, me ha enamorado.

Rebeka se presenta estando de despedida de soltera en Londres junto con Ana, su mejor amiga, y varias chicas más. Está en un pub, en ese momento de la noche en que ya todas están descontroladas y ella tiene que decidir si se une o baja el ritmo y ahí se acerca Gary. Este hombre que se presenta como estrella del rock, vocalista de Everlasting Wound, y del que ella se cachondea porque no le cree comenzando así uno de los fines de semana más especiales para ambos.

"- ¿Qué estás insinuando?  
- Que aquí hay algo más, te lo he dicho bien claro. Solo estamos en la primera página de nuestra historia. El tiempo acabará dándome la razón.
- ¡Para el carro, Nostradamus! Solo hace un par de días que nos conocemos.
Me eché a reír con crueldad y él se revolvió el pelo, incómodo.
- ¿Qué quieres que haga si quiero algo más? Todo esto es muy simple. Sal conmigo. Y después, lo que surja. Todo lo que surja. A lo mejor nos enamoramos- propuso con una sonrisa triunfal."

Ella es de Bilbao, está en su último año de universidad, estudiando publicidad y antes de comenzar estuvo un tiempo en Alemania, perfeccionando el idioma. Es un chica que no sabe muy bien hacia dónde se va a dirigir su vida, su última relación ha sido difícil, con un novio que era lo peor, que la hacía de menos, la humillaba y que para colmo la engañaba, y el conocer a Gary y pasar esas horas con él le hacen volver a tener algo parecido a la ilusión, pero no creas que ella va a callarse y a dejarle pasar cualquier cosa, nada más lejos, porque en ese fin de semana ya tienen una bronca interesante que se resuelve en el aeropuerto con una escena de película preciosa ;)

todas-malditas-decisiones-may-boeken

Por su parte Gary Connolly es un rockero con un estilo muy british. Es algo mayor que Rebeka y la fama le vino hace unos años, con una canción que para él fue dolorosa pero que todo el mundo adora y que les catapultó a una cierta fama. Es cierto que se presenta de una forma muy normal, un chico que tiene los pies en la tierra y que ha sentido algo tan fuerte por esta chica española que quiere ir despacio pero poniendo sobre la mesa sus ganas de compromiso a más largo plazo.

Al estar viviendo separados los tiempos de esta relación van a ser pausados, él en Londres componiendo y ella en Bilbao terminando la carrera, sólo podrán verse los fines de semana y así irás viendo cómo se van conociendo, habrá momentos dulces y otros más pasionales porque Gary es tremendo! Pero no todo será de color de rosa. Sus puntos débiles saldrán a la luz en el momento más inoportuno: el pasado de Gary y las decisiones que tomó afectarán de una forma inesperada a Rebeka y harán que se replantee todo, harán que vuelvan sus miedos y se encuentre más perdida que nunca.

"- Puedo tocar la guitarra y cantar delante de veinte mil presonas y ni siquiera notar que están ahí.- Hizo una breve pausa y su mirada conectó con la mía-. Pero no delante de ti cuando me miras así. Tus pensamientos retumban por todo el pub como si fueran el maldito Big Ben."

Hay algunas cosas que he echado de menos, como tener algún capítulo contado desde el punto de vista de él, pues todo el libro lo cuenta Rebeka en primera persona. Me hubiera encantado saber los pensamientos y sentimientos de Gary en varios momentos clave. Por otra parte, si bien los chicos del grupo sí salen e intervienen en los momentos precisos, algo más de su vida hubiera estado genial. 

Lo que más destaco de la historia son las escenas de la pareja protagonista, sobre todo tres, ya verás cuando leas la historia como seguro que coincidimos: aeropuerto, concierto y lavandería... Te hacen querer seguir leyendo hacia dónde les llevará su historia y cómo resolverán los problemas que les van surgiendo. También los tiempos son acertados, no se resuelve todo en dos días, todo lo contrario y ese final, desgarrador, impresionante.

Al ser la primera parte de una bilogía esperaba el final que tiene pero no por eso he disfrutado menos. Ha supuesto una muy grata sorpresa encontrar a Gary, su historia y cómo es su relación con Rebeka. En algún momento quieres gritarles, pero solo un poco y por supuesto, el final te deja con ganas de más, de mucho más!

May Boeken presenta... Todas las malditas decisiones

martes, 20 de febrero de 2018


Hola! Vuelvo con la sección la autora presenta, esta vez con una primera parte de una bilogía de una nueva autora, gracias May!! Cuando le plantee las preguntas para esta mini entrevista aún no me había leído el libro, si se la hubiera hecho hoy mismo le hubiera preguntado muchas más cosas sobre esas "malditas decisiones"... En unos días publicaré la reseña y espero poder transmitirte lo que me ha encantado la historia. El próximo lunes 26 de febrero saldrá a la venta.

De momento, os dejo con la propia May:



1. Cuéntanos un poco qué nos vamos a encontrar en tu novela


Lo que vais a encontrar en “Todas las malditas decisiones” es la historia de una pareja que se conoce en un pub, y lo que en un principio parece un calentón monumental de sábado noche, acaba convirtiéndose en otra cosa.
Rebeka es una estudiante universitaria de Bilbao, con las cosas muy poco claras. Gary, maldito-atajo-hacia-el-pecado, es un rockero norirlandés muy famoso, así como un tren cargado con mercancía peligrosa, en llamas, cuesta abajo y sin frenos. Durante esta primera parte conoceremos los motivos que dan título a la novela, todas y cada una de las malditas decisiones que tomarán. Al fin y al cabo, esta historia va de cagadas, de medias verdades y de disculpas. Y es que la carrera de él en el mundo del rock va a ser el menor de sus problemas: El pasado y el presente van a colisionar una y otra vez, demostrando que todo esfuerzo es poco para mantener viva la llama que hay entre ellos.
La situación de partida puede parecer un tópico: chica conoce a superfamoso por casualidad y ambos se enamoran perdidamente. Pero según vas avanzando en la historia te das cuenta de que va más allá: Rebeka no es lo que parece y Gary es mucho más que un rockero sexy. Y paro aquí, justo donde empieza el spoiler.


2. ¿De dónde surgió la inspiración?
Un viernes por la noche estaba tirada en el sofá viendo un concierto en la televisión y de pronto dejé de verlo. Empecé a preguntarme qué se escondía detrás del carácter chulesco del cantante, cómo sería conocerlo, de dónde podría ser… un par de minutos después estaba hablando sola. Bueno, en realidad se supone que estaba hablando con él. Lo sé, hablar sola no deja de ser inquietante, por mucho que sea con un personaje... Escribí el primer capítulo de una sentada, a eso de la una de la mañana se lo pasé a una amiga. Estuvo a punto de matarme cuando le dije que solo era un relato corto, así que volví a ponerme delante del teclado y escribí el segundo capítulo. Y siguió pidiendo más y como a cabezota no le gana nadie… Dos años después el relato se ha convertido en una bilogía.

3. Qué piensa Rebeka de Gary, y él de ella, cómo es esa primera impresión
No puedo hablar mucho sobre las primeras impresiones entre ellos sin destripar el primer capítulo así que os invito a leerlo: ENLACE

todas-malditas-decisiones-may-boeken

4. ¿Qué hay de los secundarios?
La secundaria que más protagonismo tiene en esta primera parte es Ana, la mejor amiga de Rebeka. Es el contrapunto de la historia y la voz de la razón. La veremos perder los nervios, los filtros y la paciencia en varias ocasiones. Desde luego que es un personaje que no deja indiferente a nadie, es toda una secundaria robaescenas.
También conoceremos al resto de miembros de Everlasting Wound: Josh Graham, guitarra; Chris Connor, batería, y Sean Roy, bajo.

5. La música es importante en la historia, podrías decirnos algunas canciones significativas para los protas.
Gary menciona varias durante el libro: Creep de Radiohead, como la banda sonora de su adolescencia; Halo de Beyoncé, como la típica canción que no se puede sacar de la cabeza; Gary Moore… Hay mucha música, pero sin duda, Still loving you de Scorpions es la que está presente durante toda la historia.
Me pegué varias semanas buscando un clásico que pudieran versionar cuatro borrachos, una canción que la gente pudiera conocer, vieja pero famosa… Barajé diferentes opciones: Annie’s song de John Denver, la descarté por ser demasiado dulce; Without you de Harry Nilsson, se quedó fuera porque la mayoría de la gente acabaría imaginando a Mariah Carey… Así que, al final, fue una amiga (la misma que me empujó a seguir escribiendo) la que me sugirió Still loving you, y la verdad es que aunque fue el típico detalle que surgió sin más pretensiones, con el progreso de la historia acabó convirtiéndose en algo muy importante.
No quiero adelantaros nada de la segunda parte, pero ahí va una pista: Scorpions es de Hannover.

[...]
If we'd go again
All the way from the start
I would try to change
Things that killed our love
Yes, I've hurt your pride, and I know
What you've been through
You should give me a chance
This can't be the end
I'm still loving you
I'm still loving you
I'm still loving you
I need your love
I'm still loving you
Still loving you baby
[...]


Seguro que ahora mismo quiere ir a escuchar todas estas canciones, ¿a que sí? Pues pincha por aquí y ve calentando motores con esta lista de Spotify

Cuéntame qué te ha parecido y si tienes muchas ganas de conocer a Gary y Rebeka. Por mi parte reiterar mi enamoramiento hacia este rockero tan especial ^^


El día que se perdió la cordura, Javier Castillo

lunes, 19 de febrero de 2018

https://static.megustaleer.com/images/libros_200_x/ESL91084.jpg

 Título: El día que se perdió la cordura
Autor: Javier Castillo
Género: Thriller
Editorial: Suma
Sinopsis:
Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.


El enganche con este libro ha sido muy real. Poco más de 400 páginas divididas en capítulos muy cortos, en diferentes momentos temporales hacen que no puedas parar de leer y más que nunca digas aquello de "un capítulo más"

El inicio, como indica en el sinopsis, es muy impactante y alarmante, un hombre desnudo andando en medio de una calle en Boston con la cabeza decapitada de una persona en la mano. Desde ahí, cuando no sabes quién es el hombre ni nada de nada, irán apareciendo los personajes que serán mucho más que claves no solo en el presente. 

El doctor Jenkins y la agente del FBI Stella Hyden serán los encargados de realizar un perfil psicológico del detenido para determinar si está o no loco de cara a la investigación y futuro procesamiento. El único inconveniente es que el hombre no habla, ni una palabra, y además pone unas sonrisas cuanto menos inquietantes.

Comentaba que los cambios de ritmo hacen que la historia tenga mucho dinamismo y es que no solo vas conociendo la historia y la investigación en el presente, sino unas horas antes de la detención y lo que desconcierta aún más, hace diecisiete años en un pueblo llamado Salt Lake.

Ahí vas a conocer a Amanda, una joven a quien sus padres la medio obligan a que vaya con ellos de vacaciones y que si bien se nota que querría estar con sus amigas, una charla con su madre la convence de intentar pasarlo bien, junto con la hermanita pequeña, Carla y disfrutar de su padre, que siempre está trabajando. Además, de la manera más casual conocerá a un chico por el que se sentirá atraída y que podría suponer una motivación para pasar allí el verano.  Pero nada más llegar a la casa encontrará una nota desconcertante, con su nombre y un símbolo al que al principio no le da importancia y sigue con su vida pero que resultará clave para hilar toda la trama.

Con estas dos escenas, aparentemente inconexas, el autor crea un tapiz donde ningún hilo queda suelto, todas las piezas encajan y por lo menos para mí, ha sido totalmente inesperado. La parte que se escapa más a la razón es quizá el plus que tiene esta historia para engancharte y preguntarte muchas cosas. Todo gira entorno al destino y si éste está escrito de antemano o no, si con tus decisiones puedes tomar un camino u otro que te llevará a distintos finales.

Hay misterio, desapariciones, personajes llevados al límite, actos que nunca pensaron que llevarían a cabo y sí, aunque no lo parezca, también hay amor.

Ya te digo que me ha mantenido pegada a sus páginas y que lo mejor es que descubras toda esta historia sin daber mucho más. Eso sí, el final es de esos como de película, que te deja con la boca abierta y con unas ganas locas de comenzar El día que se perdió el amor, que creo que va a superar a éste. Sin duda, muy recomendable.

Con tinta me tienes, Vero García

viernes, 16 de febrero de 2018

Autora: Vero García
Género: romántica
Editorial: Titania
Sinopsis:
Roberta Lamata se considera, ante todo, una persona normal. Su entorno no lo es tanto, pero ¿y qué? Aunque a veces logran sacarla de quicio, su pintoresca familia y sus peculiares amigas hacen que la vida sea mucho más amena y entretenida.
Sobre todo cuando ha tenido tan mala suerte siempre con los hombres.
Harta de raros y mentirosos, cansada de dar oportunidades al amor, Roberta decide cerrar su corazón y únicamente se permite soñar con un chico misterioso con el que coincide repetidas veces, que despierta mariposas en su estómago y del que no sabe nada, pero le gustaría saberlo todo.
Lo que ella no sabe es que el caprichoso destino la llevará a disfrazarse de Spice Girl y conocer a David, un chico torpe, enamorado del cine que, lejos de acoplarse al término normal, resulta encantador y le devuelve la ilusión. Pero cuando su película personal está en pleno rodaje, el destino volverá a jugar sus cartas y el chico misterioso aparecerá en su vida con nombre y apellidos, revolviéndolo todo.
Roberta se verá entonces inmersa en un mar de dudas y, sin ser consciente de ello, volverá a poner en bandeja su corazón para que se hagan un guiso con él. Ese chico misterioso se llama Berto y sus circunstancias personales pondrán en peligro lo que podría ser una bonita historia de amor. ¿Será capaz Roberta de luchar contra las adversidades? ¿Podrá saltarse las estrictas normas de su clandestina empresa familiar? Y lo más importante: si el amor triunfa, ¿Berto será capaz de comprender la naturaleza de su trabajo? Porque al amor lo pintan ciego... pero también loco. 

Cuando hace ya unos días la autora presentaba su libro por aquí ya se intuía que Roberta iba a ser un personaje singular y su historia atípica y sí, se ha cumplido, me he reído muchísimo, les he tomado mucho cariño a las cuatro amigas y la historia de amor ha sido un sinvivir hasta el final!

Roberta es una estudiante de periodismo, a punto de licenciarse, con una familia un tanto diferente y cuyo negocio es de todo menos ordinario. El libro arranca dando algunas pistas sobre esto y es impactante descubrir a qué se dedican. Voy a empezar hablando un poco de la familia, pilar fundamental en la vida de Roberta, y que en cierta manera la ha marcado para ser quién es. Tienen unas reuniones semanales en casa de los abuelos que son sagradas y ahí vas a conocer a toda la familia por parte de madre, porque de su padre solo queda él. Todos los miembros de esa rama han tenido muertes bastante absurdas, la verdad, pobres, pero es que no puedes evitar soltar algunas carcajadas.

 "(...) yo siempre he luchado por no dejar que el miedo me atrape en sus garras, en ningún ámbito de la vida. Soy una guerrera. Pero en el amor es complicado y más cuando alguien te mueve tan bruscamente las entrañas y el corazón. Cuando alguien dispara tus pulsaciones hasta límites insospechados y solo puedes pensar en <<quédate para siempre>>. Pero es tan absurso... No le conozco lo suficiente. Y a pesa de ello sé que cuando entre en esta batalla estaré perdida."


Pero no solo la familia es importante, sino también sus tres amigas, las mosqueteras, Andrea, con sus llamativos atuendos y su refranero español; Alicia, la más lanzada y la que sin pelos en la lengua te dice las verdades, además de ser la única que conoce el secreto familiar; y Sara, la más alegre, que de repente, un día, descubrió que le gustaban las chicas, una en concreto, pero que le frena cualquier avance.

Con este panorama familiar y amiguil, lo que se dice amor, como que Roberta lo quiere lejos, pero la aparición de un chico misterioso en los lugares más insospechados hará que el corazoncito de Roberta lata a más velocidad de la aconsejada. La única pega es que ella no quiere forzar las cosas, quiere que todo fluya, y claro, eso da pie a que se cuelen personas que no entraban en la ecuación, en este caso David.

Cuando parece que todo está más o menos encauzado Roberta se va a plantear si eso que siente es felicidad o ese sentimiento está en aquel chico que veía en el metro y más sitios y que también tenía un halo misterioso...

"Dicen que la vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos en que te dejan sin aliento y yo ya he perdido la cuenta de los alientos que este hombre me ha robado."

En toda esta historia vas a encontrarte multitud de situaciones en las que será inevitable que sueltes una carcajada porque no se sabe si destino, serendipia o qué, lo cierto es que lo que no le pase a Roberta, no le pasa a nadie. Sobre todo el gran desenlace, un giro totalmente inesperado sobre el misterioso chico hará que Roberta tenga que tomar decisiones rápidas y eficaces para alcanzar esa felicidad soñada.

Me ha encantado ver las comidas de los sábados, las conversaciones de las chicas, esa Ali tan de vuelta de todo y luego, vaya, vaya, jeje, el significado del título y la historia tan de serendipity que tiene con su chico misterioso y todos los rincones de Madrid por lo que se mueven todos los personajes. Es el libro perfecto para olvidarte de las preocupaciones y disfrutar de la locura más divertida. Roberta Lamata Feliz ha venido para quedarse!

Te recuerdo que tengo un sorteo activo para conseguir este estupendo libro, participa, que se acaba en dos días! Sorteo 

¿Intriga por saber cuál es el negocio familiar? ¿Crees que el amor triunfará entre Roberta y el chico misterioso? Cuéntame!

El jinete de bronce, Paullina Simons

miércoles, 14 de febrero de 2018



"La luz entró a través de la ventana, desparramando la mañana por toda la habitación. Tatiana Metanova dormía el sueño de los inocentes, el sueño de la alegría, de las cálidas y blancas noches de Leningrado, de los jazmines en junio. Pero sobre todo, rebosante de vida, dormía el sueño exuberante de la intrépida juventud."

Así empieza el libro que me supuso un antes y un después en mi trayectora lectora. Llevaba mucho, mucho tiempo queriendo publicar algo acerca de esta trilogía, pero siempre que me planteaba hacer una reseña me quedaba un poco bloqueada porque es tanto lo que quisiera decir que al final siempre lo iba dejando.

Hoy he querido publicar esta entrada que bien hubiera podido publicar en cualquier otra fecha, pero bueno, por hacer algo diferente, así que voy a permitirme divagar sobre el libro que forma una categoría aparte, esta historia tiene cinco estrellas de aquí al infinito, juega en otra liga por la cantidad de sentimientos que trata, la cantidad de situaciones de todo tipo que viven los personajes, por la época histórica en la que está ambientada y que precisamente por eso hay actitudes en los personajes totalmente entendibles, en definitiva, para mí, la historia de amor más bonita que he leído y leeré jamás.

Antes de lanzarme con la historia había leído opiniones muy buenas sobre ella y las expectativas estaban altas. Veía que era trilogía, me daba hasta cierto punto pereza, pero una vez leído lo que me dije es porqué no lo habría leído antes! Hace ya muchos años que lo leí por primera vez y cuando la recuerdo, que es muy a menudo, me sigo emocionando.



La historia arranca un mes de junio y curiosamente ya también empecé a leerlo en ese mes. Yo, que tengo memoria de pez a la hora de acordarme de detalles recuerdo cada una de las escenas del libro (aunque sean tres, para mí es solo uno, jeje), los diálogos, los finales de cada libro y en cada relectura he sentido que volvía a experimentar todo de nuevo. En cierta manera envidio a quien aún no conoce a Tatina y Alexandr, el no saber aún de la inocencia de ella y de la actitud protectora de él, de la familia tan egoísta que tiene ella y del compañero tan despreciable que tiene él, no saber que van a vivir junto a estos pesonajes una historia que no olvidarán nunca.

Como decía, fue en junio cuando conocí a la familia Metanova, iba en el tren, camino de la Escuela de Idiomas y me quedé enganchada al momento. Es un libro extenso pero no podía dejar de leer y emocionarme. El primer encuentro de Tatia y Shura es uno de los más bonitos del mundo, cuando el mundo tal y como lo conocían había empezado a desmoronarse, ellos cruzaron su mirada y ahí empezó todo, impresionante.

Siempre que tengo ocasión recomiendo esta historia. Sin ninguna duda El jinete de bronce y Tatiana y Alexander, las dos primeras partes y de la trilogía, y si te has vuelto una fan absoluta, remata con El jardín de verano. Esta última parte creo que es la más difícil de todas pero también la que da profundidad a su historia porque ya no tienen que enfrentarse a los nazis y a los comunistas, si no que tienen que afrontar su vida cotidiana en tiempos de paz y paradójicamente, eso es lo más complicado.

A lo largo de más de 2300 páginas puedes imaginarte la de momentos tan distintos por los que vas a pasar pero todos ellos memorables: vas a vivir en una ciudad sitiada con frío y hambre, sintiendo solo una pequeña esperanza que te hace seguir adelante, vas a a vivir momentos de plenitud y del amor más puro y pasional, vas a vivir dolorosas separaciones, reencuentros emocionantes, batallas, vas a recorrer las calles de Leningrado desde la Petrov al Quinto Soviet, paserás por los Campos de Marte y el Jardín de Verano. Hay muchos cambios de ritmos pero te puedo asegurar que marcarás muchos diálogos, frases y reflexiones porque son absolutamente geniales. 

Jamás me cansaré de esta historia. Ojalá llegue a buen puerto el proyecto que viene anunciándose desde hace ya años de llevar esta historia a la gran pantalla o a una serie, aunque también da un poco de miedo porque ya sabemos lo que pasa con las expectativas y las adaptaciones.

No te he contado mucho sobre qué es lo que pasa en estos libros pero es que cuando hablo de él, de este pareja, solo me sale hablar de sentimientos y momentos: inocencia, amor, enfado, rabia, desesperación, coraje, esperanza, fe, impotencia y así puedo seguir y seguir durante horas, analizar cada escena y cada diálogo. Tatiana es uno de los personajes femeninos más fuertes, si no el que más, que yo haya leído. Una niña que tiene que madurar de un día para otro, que no sabe nada de la vida ni del amor y que se va obligada a aprenderlo a pasos agigantados; una mujer bondadosa y generosa que admira y quiere a Alexandr por encima de todo pero que hace su santa voluntad, porque Tatia sabe hacer promesas, sí, lo que no sabe es cumplirlas, así que ten por seguro que hará lo que tenga que hacer en cada situación.

El viaje que emprenden es iniguabable, épico, y solo puede ser así gracias a la gran ambientación y el momento en que se sitúa la novela. Pasar por la Segunda Guerra Mundial en la antigua URSS con todo lo que eso supone y todos los momentos de cambios sociales y políticos en los dos siguientes libros en EE.UU componen el marco perfecto para el desarrollo de la vida de esta pareja.

No quiero terminar sin recomendarte Páginas de viaje. Si ya has leído la trilogía y aún no conces este libro, no lo dudes, hazme caso y no te digo más ;) Hay un par de libros, en inglés, relacionados con esta historia, aparecen en la foto del principio y son Tatiana´s Table y Six days in Leningrad. En el primero están todas las recetas de los platos que Tatiana tuvo que aprender a cocinar a lo largo de los años, además de algunas escenas inéditas y en el segundo la autora cuenta la experiencia que supuso pasar junto a su padre una semana en la ciudad donde ubicaría a sus personajes. Una delicia.

Quiero dejar por aquí un booktrailer no oficial hecho por fans que encontré cuando leí el libro por primera vez y que creo refleja muy bien la esencia del libro. Si lo ves en bucle no pasa nada, es normal. 


La perdición de Cathy, Mia Asher

martes, 13 de febrero de 2018

Título: La perdición de Cathy
Autora: Mia Asher
Género: romántica erótica
Editorial: Phoebe
Sinopsis:
Solo fue necesaria una mirada… para convertirme en una mentirosa.
Mi vida es un desastre.
Amo a un hombre. No, amo a dos.
Creo…
Uno me hace el amor, el otro consigue que arda.
Uno es mi roca; el otro, mi kriptonita.
Estoy rota, perdida, y me odio a mí misma, pero no puedo detenerme.
Esta es mi historia.
La historia de mi perdición.
La novela más controvertida del año.
Una lectura increíblemente emocional, desgarradora y adictiva.
Te removerá por dentro.
La devorarás y no podrás sacártela de la cabeza.
No te dejará indiferente.
Y tardarás mucho en olvidarla…, si es que llegas a hacerlo.

Ayer mismo salía a la venta este libro, de la mano del sello Phoebe, de una autora nueva en el panorama literario español que se presenta con una historia diferente y que da para mucho. Un libro que seguro no te va a dejar indiferente y va a despertar muchos sentimientos y muy contradictorios a lo largo de sus 350 páginas. Con una trama compleja y complicada, con una psicología de los personajes bien perfilada que casi juegan al despiste porque sí, les juzgas, pero una vez acabado el libro vas recordando detalles, momentos, justificaciones y van apareciendo los matices.

Hay tres personajes principales en torno a los cuales gira la trama una y otra vez, pero sin duda, Cathy, la protagonista femenina, está en medio de todo. Es ella, en primera persona, quien cuenta la historia, pero también hay capítulos que te llevan al pasado y otros que los cuentan Ben y Arsen.

La relación de Cathy con Ben viene de lejos, pues se conocieron siendo muy jóvenes, se casaron y la conexión que sintieron desde el principio fue muy especial. Los capítulos de ese pasado son muy bonitos y puedes ir viendo  cómo eran ambos antes de que pasaran los años y se vieran en la situación en la que están. Son una pareja que ha tenido éxito profesional, Ben es abogado y ella ayudante de ventas en un negocio hotelero, pero en lo personal no es todo tan de color de rosa como al principio; han pasado momentos muy difíciles y la forma en que lidian con las consecuencias acaban haciéndoles daño. Los dos sufren pero ninguno da el paso para decírselo al otro y así es complicado salir de ese bucle de desesperanza.


Por cuestiones de trabajo Cathy va a conocer al tercer vértice del triángulo, Arsen, un joven rico y despreocupado que ve en Cathy alguien a quien conquistar sin pensar en nada más allá del ahora. Hay capítulos contados por él que son absolutamente claves y hay que tener presente que no todo es lo que aparenta ser y que los sentimientos, aún siendo nuevos, crecen muy rápido.

Con estos antencedentes puedes creer que sabes por dónde va a ir su historia, pero ya te digo que es todo mucho más enrevesado y doloroso de como lo imaginas. Un hecho inesperado hará que Arsen frene su avance en la conquista de Cathy y se centre en ser su amigo, pero llega un momento en que ella sí pretende lanzarse a por todas. Ese punto de inflexión en Cathy va a ser clave para precipitar el caos en sus vidas, sin tiempo para pensar, sin tiempo para frenar y oír los propios pensamientos y sentimientos, solo llegar hasta el final del camino que ella ha eligido.

Cathy es un personaje complejo y con el que puedes no empatizar en algunos momentos, sin embargo en otros sí querrías consolarla porque los trances por los que pasa son muy duros, pero algunos de los actos que realiza te hacen juzgarla de la manera más dura. Luces y sombras en cada decisión que toman.

"Nunca pensé que el amor dolería. Se supone que cura, que es un refugio para el sufrimiento, para que la vida valga la pena. pero mientras miro a mi mujer, sé que es una puta mierda."

Como te he dicho al principio hay muchos sentimientos encontrados, porque si bien Arsen hace el papel de chico malo que tiene todo lo que quiere, el papel de Ben es el del marido absolutamente adorable y enamorado de su mujer. Con todo ello Cathy es quien tiene que decidir y enfrentarse a la vida tras esas decisiones y esto, de verdad, que duele. 

Este libro hay que leerlo para debatir porque tiene mucha tela que cortar. Es una montaña rusa brutal, el ritmo varía, desde un tono más pausado al principio, alegre y esperanzado, pasando por uno más vertiginoso hacia el final, donde no te da tiempo a respirar por la cantidad de idas y venidas que hay hasta que las últimas páginas terminan de romperte un poquito el corazón a la vez que vuelve a nacer una llamita de esperanza; los personajes pasan por multitud de fases y verles esa evolución es una de las cosas buenas del libro. Hay momentos dulces, mágicos, eróticos, desesperantes, desgarradores, lo dicho, montaña rusa, ¿te animas a subir?